Empezamos dando un paso hacia atrás para avanzar hacia adelante, volvemos sobre Grecia y Roma para poder avanzar sobre la Edad Media y la Moderna que son el principal objetivo de la programación de segundo. Con esto seguimos lo que hicieron los europeos durante esos largos mil quinientos años de historia, mirar hacia atrás, volver a la Antigüedad como referencia. La caída de Roma en el 410 y el hundimiento del Imperio Romano fueron para los occidentales el fin de una Edad de Oro hacia la que siempre miraron y que sólo en el siglo XVIII sintieron por primera vez haber superado. Durante ese tiempo desde el mundo de la alta cultura al poder, los europeos buscaron revivir el tiempo de los antiguos, conscientes de que sus sociedades eran un pálido reflejo de aquellas y sin duda deudoras de los grandes personajes de Grecia y Roma. Desde Carlomagno a Alfonso X el Sabio, buscaron imitar la Roma Antigua, procuraron recuperar su derecho, sus formas políticas - como hizo Carlomagno con el Imperio - o recuperar sus técnicas. No es extraño por ello que cuando por primera vez ya en el siglo XI, los arquitectos medievales lograron levantar las primeras grandes iglesias y monasterios, llamaron a su arte Románico, pues a la manera de los romanos querían hacerlos.

CORONACARLO.jpg
Coronación de Carlomagno


A partir del siglo XV y en Italia con especial fuerza, los humanistas de la época nombraron su época como Renacimiento, pues entendían que su búsqueda de las fuentes clásicas, sus arte y sus avances suponían una vuelta a los valores perdidos de la Antigüedad. No es extraño que llamaran Edad Media el periodo que se extendía entre Roma y ellos mismos, como si de un paréntesis en el desarrollo de Europa se hubiera tratado. Tras ellos, el Barroco en el XVII y el Neoclasicimo en el XVIII siguieron teniendo en Roma y Grecia la inspiración esencial, y no sería hasta bien avanzado el siglo XIX cuando Occidente empezaría a separarse de las formas clásicas, tan tímidamente que no es extraño seguir encontrándolas de una forma u otra hasta nuestros días.
El mundo medieval y moderno tienen su origen en esa veneración por la Antigüedad. De hecho los historiadores hablan de varios "renacimientos", a lo largo de la Edad Media, que precedieron al definitivo Renacimiento de los siglos XV y XVI. Los reyes y emperadores medievales imitaron las formas de poder de la Antigua Roma, se apoyaron en su derecho para afirmar su fuerza. La Iglesia heredó la configuración de sus Diócesis de la antigua organización civil romana. La filosofía, la ciencia y el arte, miraron constantemente a los modelos de la antigüedad, de modo que la filosofía medieval no se puede entender sin leer a los griegos Platón y Aristóteles. Durante mucho tiempo los monasterios medievales se contentaron con copiar lo que griegos y romanos habían escrito, conservando ese legado y entendiendo que nada nuevo podían ellos añadir a una obra tan imponente. Aquellos monjes copiaban códices antiguos, los decoraban y extendían por Europa pero en realidad aquellas obras habían sido escritas ya hacía mucho tiempo.

Roma_panoramica.jpg


Si pensamos en el mundo islámico, que doscientos años tras la caída de Roma se iba a extender por el Mediterráneo, es la herencia romana, a partir de la influencia Bizantina (la capital oriental del Imperio Romano), la que influiría notablemente en su organización política y desde luego en su pujanza cultural, pues a través de las traducciones del Griego y del Latín, que se hicieron al Árabe, muchas obras perdidas en Occidente volvieron por el camino de Córdoba y Toledo a ser conocidas en Europa. En cualquier caso, se trataba de una recuperación, de nuevo un renacer de aquella antigüedad.

alf_ajedrez-libros_max.jpg


Por eso debemos volver, por eso tenemos que entender cómo se hundió el Imperio Romano, y cómo las formas políticas y sociales de la Edad Media surgieron de aquel momento y pervivieron hasta las Revoluciones de finales del XVIII (La Independencia de los EEUU y la Revolución Francesa).
Contenidos y Competencias
En esta Unidad los contenidos y las competencias trabajadas corresponden a las unidades dedicadas al mundo clásico de Primero de la ESO a las que hacemos referencia. Revisamos los contenidos que están reseñados en las unidades que están colgadas en formato pdf en las actividades de la unidad.
Metodología y Materiales
Lectura de las tres unidades y revisión de las presentaciones a las que se alude en las mismas. Comentario de mapas de la Antigüedad y realización de las fichas de historia (en castellano y francés) propuestas. Revisión de un glosario de conceptos esenciales sobre la Antigüedad Clásica y un vocabulario básico en francés sobre los contenidos de la unidad. Las actividades están recogidas en el cuaderno del alumno y también está recogido en él, el trabajo de ampliación que cada alumno ha de hacer sobre un monumento de la antigüedad planteado por el profesor.
Los alumnos pueden utilizar para preparar el tema las unidades correspondientes a Grecia y Roma de su libro de Primero de la ESO. También pueden utilizar los apuntes de la asignatura que están colgados en el apartado de materiales, las presentaciones del profesor y los enlaces y vídeos propuestos en la wiki.
imperio_romano_m_xima_expansi_n.jpg

Secuenciación
Primera y Segunda semanas de Octubre. La revisión de materiales y la realización de las tareas en el cuaderno se alargan hasta la tercera semana. La unidad se enlaza con la primera unidad dedicada a las invasiones bárbaras y la configuración política básica de la Edad Media. Tendremos un examen escrito al finalizar este tema.
Aquí tenéis los apuntes de los temas correspondientes a 1º de la ESO en formato pdf. Quizás se la forma más fácil de seguir lo que os estoy contando en clase de manera muy esquemática. También os incluyo debajo las presentaciones que estamos viendo en clase en esta segunda semana de octubre. No perdáis de vista lo que hemos comentado al inicio de este post. El objetivo de nuestra revisión es entender esa fascinación por la Antigüedad que sintieron los europeos durante toda la Edad Media y la Moderna.

En cuanto a las presentaciones aquí las tenéis:






Para terminar os comento algunas cortes de película que pueden contribuir a entender el mundo clásico.
El discurso de Bruto y de Marco Antonio tras el asesinato de Julio Cesar. El primero trata de justificar la muerte de Cesar por su ambición y tiranía. El segundo resalta el amor de Cesar por el pueblo de Roma y llama a vengar su muerte. Los versos de Shakespeare son espléndidos y nos acercan a la grandeza de Roma..., bien es cierto, que una vez más desde esa perspectiva de la Edad Moderna, que miraba a la Antigüedad con devoción. Disfrutadla (La he buscado en inglés - lo suyo - pero estaba partida y resultaba farragosa de enlazar. Buscadla y gustar de ella en versión original).


Reconozco mi devoción por Claudio Monteverdi, quien a comienzos del siglo XVII compuso dos maravillosas óperas de tema clásico. El Orfeo e Il Retorno d'Ulysse in patria.
La primera nos habla de los amores de Orfeo y Eurydice que mordida por una serpiente es rescatada de los infiernos por el enamorado Orfeo. Sin embargo, poco antes de salir del reino del Dios de los Infiernos, Orfeo incumple la promesa de no mirar hacia atrás y temiendo que Eurydice no le siga, gira la vista. En ese momento ve cómo su enamorada vuelve hacia el fondo de la Tierra y el gime de desesperación. Este mito sobre el amor y la muerte tiene una de sus más celebradas versiones en la que hace años hiciera Jordi Savall (del que oiréis hablar más de una vez en este año...) Aquí os cuelgo la danza de las ninfas con ocasión de la boda de los enamorados. El último momento feliz de esta ópera.


El Retorno de Ulises a la Patria recoge la vuelta de Odiseo a Ítaca y se inicia con esta magnífica reflexión sobre la fragilidad humana. Algo que está presente en la propia Odisea y que Monteverdi recoge aquí con maestría. Merece la pena.... aunque no estéis familiarizados con la ópera.


Pero si queréis saber realmente qué fue Roma.... y hasta donde llegó su buen juicio, acudid a uno de sus más celebrados emperadores, Marco Aurelio y leed sus "Meditaciones". Un monumento de la sabiduría clásica, admirado por siglos y que inspiró en parte esas Memorias de Adriano de Marguerite Yourcemar..., al fin y al cabo eran familia. Marco Aurelio fue un estoico, y el estoicismo una de las escuelas filosóficas más importantes de Roma. Os dejo con uno de sus pensamientos y la estatua de bronce que aún hoy se levanta en la plaza romana del Capitolio.

49. Ser igual que el promontorio contra el que sin interrupción se estrellan las olas. Éste se mantiene firme, y en torno a él se adormece la espuma del oleaje. «¡Desdichado de mí, porque me aconteció eso!» Pero no, al contrario: «Soy afortunado, porque, a causa de lo que me ha ocurrido, persisto hasta el fin sin aflicción, ni abrumado por el presente ni asustado por el futuro.» Porque algo semejante pudo acontecer a todo el mundo, pero no todo el mundo hubiera podido seguir hasta el fin, sin aflicción, después de eso. ¿Y por qué, entonces, va a ser eso un infortunio más que esto buena fortuna? ¿Acaso denominas, en suma, desgracia de un hombre a lo que no es desgracia de la naturaleza del hombre? ¿Y te parece aberración de la naturaleza humana lo que no va contra el designio de su propia naturaleza? ¿Por qué, pues? ¿Has aprendido tal designo? ¿Te impide este suceso ser justo, magnánimo, sensato, prudente, reflexivo, sincero, discreto, libre, etc., conjunto de virtudes con las cuales la naturaleza humana contiene lo que le es peculiar? Acuérdate, a partir de ahora, en todo suceso que te induzca a la aflicción, de utilizar este principio: No es eso un infortunio, sino una dicha soportarlo con dignidad. (Marco Aurelio - Meditaciones)



marco.jpg